Entrevista: Graciela Prieto Rey

Graciela Prieto Rey es escritora y entre sus distinciones se encuentran 1er premio del III Concurso Internacional de Poesía “El mundo lleva alas” (EEUU 2011); Premio Finalista del V Concurso Microrelatos, Toledo, España, 2011, entre otros. Ha publicado los libros Umilde”, (Las tres lagunas, 2010); “Bar de copas”, (Palabrava, 2012); “Atadura”, (Palabrava, 2014); “Las que encienden el fuego”, (De l’aire, 2015); “El ojo que te ve”, (Alcion editora, 2019). Además, es directora de la Editorial Del’aire de la ciudad de Santa Fe.

Comentános algo de tu trayectoria como editora

Comencé como editora en el camino inicial de editorial Palabrava. Como co-directora fundadora. Después inicié una nueva idea editorial, más independiente, con editorial De l’aire y seguí esa línea. Capacitándome sobre todo en las jornadas para profesionales de la feria del libro de Buenos Aires y fui becada por el FNA en un curso de lectura crítica en Barcelona. 


¿Tus editorial busca producciones con un perfil específico?
Sí. Más que perfil sigue o pretende seguir una línea ideológica coherente.  

¿Ese perfil está marcado por tus gustos o vas siguiendo tendencias?

No seguimos tendencias. Hablo en plural porque en la editorial somos dos directores: Juan Pablo Bagnarol y yo, quienes decidimos las producciones. Recibimos los textos que los escritores envían al correo, leemos y evaluamos. También elegimos autores que nos gustan y tienen una conexión con nuestro perfil editorial. 


¿Como ves el mercado editorial local?
En crecimiento permanente y muy variado. Las editoriales locales se destacan por el trabajo dinámico, federal e inclusivo. Se mueven mucho en ferias. Y tiene una buena respuesta de los y las lectores locales. En Santa Fe hay un grupo de editoriales que acercan esta variedad. Hay editoriales para las ciencias, para la poesía, para la narrativa, comics.

Pregunta inevitable: ¿El rol del libro digital reemplaza a la editorial? ¿o finalmente lo que un editor hace es algo mas que imprimir?
De ninguna manera. El libro digital forma parte de un catálogo editorial. Y en Santa Fe ya tenemos editoriales que han despegado con la versión digital de sus títulos que se encuentran en las mejores y más conocidas plataformas de ebooks. El libro digital no funciona por sí solo. Se trabaja para incorporarlo a los catálogos y evitar la piratería. 
Definitivamente lo que un editor hace no es imprimir. Un editor edita. Lee críticamente un texto que analiza y trabaja junto a su autor para una posterior  publicación.  

¿Hay nichos donde el libro digital predominará?
Creo que la elección la hacen los lectores. El libro digital tiene cada vez más simpatizantes. Más lectores se suman a esta elección y si bien no creo que reemplace al libro físico, sí creo que el libro digital ganará por practicidad y costo.